Skip to content

Bas Stories

Cerámica, plantas y diseño

Bas Stories

Cerámica, plantas y diseño

plantas raras

Estas son las 5 plantas raras que puedes tener en casa

Nada viste más un hogar que una planta bella y bien cuidada.

Pero, más allá de los habituales cactus, las monsteras y las conocidas como «lenguas de suegra» (las Sansevieria Trifasciata), hay algunas plantas raras que pueden darle a tu vivienda ese toque singular tan difícil de lograr.

Olvídate de renovar tu mobiliario, los textiles o el color de las paredes: una planta exótica con un macetero adecuado puede hacer mucho más por la decoración de tu hogar que cualquiera de las alternativas anteriores (y te saldrá mucho más barato).

Top 5 de plantas curiosas

Tan raras como hermosas, estas cinco especies que hemos seleccionado te sorprenderán. No solo por sus extraordinarias formas (burbujas, espirales, rombos, etc.), sino también por la facilidad a la hora de cuidarlas y mantenerlas. Tus visitas se quedarán asombradas al ver que convives con plantas tan especiales. De igual modo, pueden convertirse en un excelente regalo para alguien que vaya a estrenar casa próximamente.

Haworthia Cooperi

Empezamos la lista con un nombre tan curioso de pronunciar como la forma de esta suculenta. Si echas un vistazo a sus líneas, comprobarás que estas crean un precioso conjunto de burbujas delicadas, casi cristalinas, que se superponen las unas sobre las otras.

Su hoja perenne posee un tamaño que puede oscilar desde los cinco centímetros de diámetro hasta los doce. Es aquí donde debemos situar su punto fuerte. Además de contar con un exótico aspecto, las puntas de las hojas son traslúcidas; por tanto, son capaces de adquirir unas tonalidades y efectos lumínicos preciosos con los rayos del sol.

Procedente de Namibia y de otras zonas de Sudáfrica, esta suculenta es una de las plantas curiosas y más originales que puedes tener en casa. No necesita cuidados especiales, pero sí horas y horas de luz. Por ello te recomendamos situarla cerca de ventanas o vanos a través de los que reciba de manera indirecta abundante iluminación natural. Eso sí, debes ser especialmente cuidadoso a la hora de manipularla pues sus increíbles hojas pueden romperse con suma facilidad.

haworthia cooperi
crassula umbrella

Crassula Umbrella

Seguimos con las suculentas, esta vez a modo de copa de vino. Como lo oyes: esta opción es casi una obra de ingeniería natural. También procede de Sudáfrica.

Lo más característico de esta planta extraña son sus hojas de color verde oscuro, algunas de ellas con tonalidades terrosas y rojizas. Cuando están plenamente abiertas tienen una apariencia circular casi perfecta. Mientras tanto, durante su crecimiento, presentan una particular forma de paraguas invertido, de ahí su nombre (umbrella).

Respecto a su mantenimiento, solo necesita luz natural indirecta y un lugar fresco para crecer en todo su esplendor. No requiere ser regada en exceso y es muy resistente a las variaciones climáticas. ¡Resulta perfecta si quieres tener un ejemplar único en casa sin pasarte todo el día aplicándole tratamientos con productos especiales!

Trachyandra Tortilis

Continuamos con el recorrido por las suculentas africanas más decorativas del mundo. En este caso, queremos darle todo el protagonismo a la Trachyandra. Es el ejemplo más especial, delicado y casi artístico de toda la lista.

Sus hojas se retuercen conformando unas espirales de impresionante delicadeza. Si puedes permitirte el lujo de observarla durante unos minutos, verás cómo se mueven en una danza lenta pero hermosísima. Estas hojas rizadas, de trazado lineal y de un verde intenso, pueden llegar hasta los 60 centímetros de altura.

Al tratarse de una planta acostumbrada a horas y horas de sol abrasador, con regarla una vez a la semana será más que suficiente para mantenerla perfecta. Esta especie florece entre finales de invierno y principios de primavera. Sus flores pueden ser grisáceas o blancas, incluso algo rosáceas. Si además escoges una maceta acorde a su estilo, conseguirás sacarle el máximo partido y que brille en todo su esplendor.

No obstante, debemos advertirte de que es muy difícil de encontrar en las jardinerías y tiendas especializadas españolas. Si cuentas con la gran suerte de localizarla, te recomendamos que no te lo pienses y te hagas con una. Te garantizamos que no te decepcionará.

Trachyandra Tortilis
Gentiana urnula

Gentiana Urnula

Esta planta es una de las más fotogénicas del mundo. Su formidable tonalidad verdosa contrasta fantásticamente con las piedras de un jardín rocoso de interior.

Su rareza radica en la organización de sus hojas: crecen en forma de rombos concéntricos. Su geometría perfecta nos recuerda lo maravillosa que es la naturaleza por sí misma.

Al igual que las anteriores, solo necesitas colocarla en un lugar luminoso y regarla una vez cada dos semanas. La Gentiana Urnula debe ser hidratada por inmersión, por lo que te recomendamos apostar por un macetero de calidad que resista su riego.

Pachira Aquatica

Más conocida como Castaño de Guyana, es ideal para darle un toque verde a los interiores más apagados. Este ejemplar no destaca por sus hojas, sino por su singular tronco. En forma de trenza, te parecerá increíble cuando lo veas en directo por primera vez.

Originaria de Sudamérica, es un tipo de planta que necesita mucha luz para crecer correctamente. Tolera poco el frío, así que, si vives en una región de temperaturas bajas en invierno, deberás darle un tratamiento especial. En cuanto al riego, ha de ser moderado. Una vez cada dos semanas es suficiente.

Ten en cuenta que estamos hablando de un árbol de interior, por lo que puede alcanzar sin dificultades los treinta centímetros de alto. Por su parte, sus hojas en forma de palma pueden llegar a medir hasta 35 centímetros.

Un último consejo sobre el Castaño de Guyana: si quieres que se adapte bien a tu vivienda y que crezca sin problemas, opta por macetas que vayan incrementando su tamaño. Si tienes un gran salón, logrará acaparar todas las miradas.

¿Conocías algunas de estas plantas raras? No suelen ser demasiado habituales en los invernaderos y centros de jardinería, pero los expertos no dudan a la hora de situarlas en los primeros puestos cuando se habla de interiorismo. Además, son muy sencillas de cuidar, por lo que no tendrás que preocuparte en exceso por este punto. Ya no tienes excusa para no incorporar alguno de estos maravillosos ejemplares a tu hogar.